Deja de improvisar tus comidas, eso no es sano.

Yo entiendo que estás muy ocupado con el trabajo, y que no te apetece pensar qué comer, pero come un poco mejor hijo, que te está subiendo el colesterol.

Deja, que ya me encargo yo de preparar la comida de la semana por ti.

Quiero probar
cara de Marilú

Te explico cómo funciona esto...

Primero vas a tener que decirme qué sueles comer.

Aún no soy adivina, así que para poder organizar la comida me vas a tener que explicar cuáles son los platos que sueles comer normalmente.

Un potaje, un guiso, las judías verdes de siempre... No voy a elegir nada de quinoa si no las pones tú. Además, que no sé ni lo que es eso.

platos propios

Después cuando tengas hambre me das un toque.

Cuando te toque pensar lo que tienes que comer, me avisas y yo elijo cinco comidas y cinco cenas para que comas de lunes a viernes.

No tengo la cabeza para ponerme a inventar na’. Voy a elegir los platos de los que tú me hayas dicho que te gustan. Así es más fácil, ya verás.

A lo mejor me equivoco con el alimento, ya sabes... cosas de la edad. Pero vas a poder editar lo que yo haya elegido sin que me queje. Te lo prometo.

Te va a quedar un menú niquelado.

menú semanal

Y ya cuando te guste cómo haya quedado la planificación de la semana...

Te digo cuáles son los ingredientes que tienes que comprar para poder preparar estos platos.

Pero como cada uno es de su padre y de su madre, al subir los platos me vas a tener que explicar cuáles son los ingredientes que sueles utilizar.

Luego ya aviso a mi nieto, que se le da muy bien las cuentas, y te saca una lista de la compra muy apañada.

Así solo tienes que ir una vez al supermercado y dejas de comprar tanta patata frita y cosas de esas, que no son buenas.

Ay, qué cabeza tengo!

Se me ha olvidado decirte que esta lista de la compra también la vas a poder editar. Si quieres añadir los bricks de leche, el paté de la merienda, o la fruta del postre, también lo vas a poder hacer. Eso ya como tú prefieras.

lista de la compra

Ya no más…

─ Mamá qué voy a comer?

─ Comida.

Ahora dirás:

─ Marilú qué voy a comer?

─ Unas lentejitas buenas niño.

Quieres que empiece a organizar tus comidas?

Pues mira, es muy sencillo. Te explico.

Tienes que crearte un perfil de esos y poner tu nombre y correo. Así me explicarán quién eres y nos empezamos a conocer.

Eso sí, no tardes mucho que se está enfriando la sopa y ya sabes que luego no está tan buena. Venga, te espero en casa.

Voy para allá Marilú

Y si ahora por lo que sea no te va bien, puedes venir a buscarme más adelante. Que no va a pasar nada.

Cuídate mucho, cariño. No olvides beber mucha agua y comer bien. ¡Hasta la próxima! ❤️